¿Cuáles son los miedos más habituales ante una reconstrucción mamaria?

Aunque parezca increíble en pleno siglo XXI y con más de 40 años de historia de reconstrucción mamaria, aún sigue habiendo un tabú entre la gente que afronta una reconstrucción.

Estas son las preguntas más frecuentes:

¿La reconstrucción afecta al proceso oncológico del cáncer?

No. Hay mucho miedo a que la evolución del cáncer sea peor, como volver a desperezar el cáncer que uno tuvo. Esto, por supuesto, es un miedo infundado. Es verdad que durante unos años, en la década de los 90, se retrasaba la reconstrucción mamaria, no por miedo a que pudiese recidivar un cáncer o alterarlo, sino por un concepto de que no sé sabía muy bien cuál sería la evolución de muchos cáncer. Hoy en día sabemos que el cáncer de mama tiene un buen pronóstico, por encima del 85% de supervivencia a los 5 años. Además, es una enfermedad sistémica que se trata de modo multimodal por lo que hacemos cirugía, quimioterapia, radioterapia, hormonoterapia …. Por lo tanto, la reconstrucción mamaria no afecta en nada la evolución. No dificulta en nada en poder hacer los seguimientos (radiografías y resonancias), tanto sea en una reconstrucción con implantes como una reconstrucción con tejido autólogo.

¿Cuándo me puedo reconstruir? ¿Reconstrucción inmediata o diferida?

Hoy en día no hay motivo para no hacer una reconstrucción inmediata, si las pacientes disponen de servicios de cirugía plástica especializados en reconstrucción mamaria donde combinen todas las técnicas. Es verdad que en sitios más pequeños donde solo se puede optar a técnicas con implantes, la gente que ha de ser irradiada, suele ser pospuesta. Pero si van a servicios donde dispongan de todas las técnicas, hoy en día la decisión de no reconstruirse en una decisión prácticamente de la paciente. Es la preferencia de la paciente una vez sabe que hacer una reconstrucción inmediata supone alargar la cirugía oncológica un poco más. Por otra parte, ese proceso que alargarnos un poco más, te ahorra hacer una segunda intervención y vivir un único postoperatorio, la paciente se recupera de las dos cirugías al mismo tiempo sin más complicaciones y evitando verse amputada.

¿Me tienen que hacer una mastectomía radical con una gran extensión de piel como se hacía antes? ¿Puedo hacer una cirugía conservadora de piel e incluso del complejo areola-pezon?

Esto dependerá de la localización del tumor, del tipo histólogo y un poco de las características de la mama. Hoy en día, una buena parte de la mastectomía se puede hacer con lo que se llaman “ahorradoras de piel o subcutáneas” con lo cual, en una reconstrucción inmediata el resultado que de obtiene es mucho mejor.

¿Cuándo me puedo reconstruir si me han irradiado?

Lo que nosotros recomendamos es que si la paciente, por el motivo que sea -por su propia elección o por no disponer de servicio de cirugía plástica que tengan un conocimiento elevado o una especialización elevada en reconstrucción mamaria- no ha podido hacerse la reconstrucción mamaria inmediata y se plantea la diferida, solemos recomendar esperar unos 6 meses desde que terminara el tratamiento de quimioterapia. Estas recomendaciones no son estrictas al 100%, pero si son aceptadas por la mayoría de los profesionales que nos dedicamos s la reconstrucción mamaria. En cuanto a la radioterapia, se aconseja un año posterior ya que aunque la radioterapia tiene un efecto local, es sostenible en el tiempo, es decir, no solo los días que se hace la radioterapia sino que hay unos meses a posteriori que ese tejido que ha sido irradiado, sufre cambios. Así, se recomienda esperar entre ocho meses y un año post radioterapia.

Foto credit: Nazarene LLC/ Shutterstock

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Diez + tres =